ATACAN COMUNIDAD PENTECOSTAL.

Hinduistas torturan a cristiano por negarse a insultar a Dios

El cristiano Deepak fue detenido mientras iba a una aldea india para difundir el mensaje de Dios. Los extremistas hindúes lo golpearon en la cabeza, en las piernas y en el cuello con cadenas, varas y guadañas, y le aplicaron descargas eléctricas durante horas para que insultara el nombre de Dios, luego le pasaron sobre las heridas sangrantes agua mezclada con alcohol y le obligaron a desnudarse y beber orina.

© Maphill

Un cristiano de Barh, en el estado indio de Bihar, fue secuestrado y torturado con cadenas, garrotes, varas, guadañas, y le aplicaron descargas eléctricas durante horas por extremistas hindúes tras negarse a insultar al nombre de Dios, el 5 de abril pasado. Deepak fue detenido mientras iba a la aldea de Budhani Chak para difundir el mensaje de Dios. Extremistas del grupo Bajrang Dal y del Rashtriya Swayamsevako (RSS) lo llevaron a un centro hindú y lo golpearon en la cabeza, en las piernas y en el cuello. Los agresores luego le pasaron sobre las heridas sangrantes agua mezclada con alcohol y le obligaron a desnudarse y beber orina.

Después, desaparecieron sus ropas para esconder las huellas y escribieron una falsa declaración acusándolo de haber ofrecido miles de rupías para convertir forzadamente a las personas. Los hinduistas intentaron también hacer que insultara el nombre de Dios, con aplicaciones de corriente eléctrica y amenazándolo con tirarlo a las vías del tren. "Mátenme, pero jamás insultaré el nombre de Dios", respondió el religioso. Este no fue el único episodio de persecución contra los cristianos. Los fieles de una comunidad pentecostal en Nabinagar fueron agredidos, mientras que el pastor fue golpeado duramente y otros religiosos maltratados. El presidente de Global Council of Indian Christians, Sajan K. George, denunció "la creciente intolerancia contra los cristianos en la laica India", y relató que la comunidad pentecostal Gospel Echoing Missionary Society (Gems) de Nabinagar fue agredida el 10 de abril, en el curso de un encuentro pacífico que tenía por título 'Santidad sobre santidad'. 

"Los fieles locales, unas doscientas personas, se habían reunido del 8 al 10 de abril sin realizar provocaciones. En el último día, después de la ceremonia de bautismo de un grupo de 30 cristianos, 35 radicales pertenecientes al Bajrang Dal han atacado a quienes estaban orando. La policía se hizo presente inmediatamente, pero la mayor parte apoyaba a los agresores. Los oficiales no han querido levantar un acta sobre el caso contra los hindúes, mientras que han detenido al pastor con tres tipos de acusaciones, dos de los cuales no preveían la liberación bajo caución. Es realmente preocupante que la policía sea facciosa contra la minoría cristiana, mientras que debería mantener el orden y proteger a los ciudadanos", aseveró George.

 

Fuente: Asia News.

facebook
twitter

SUSCRIPCIÓN

Suscríbase y reciba gratis nuestras novedades.