FRENTE A PRESIONES DEL LOBBY GAY.

Mississippi defenderá el derecho a la libertad religiosa y de conciencia de instituciones y ciudadanos

El gobernador republicano de Mississippi, Phil Bryant, aseguró que firmó la 'Ley de Protección de la Libertad de Conciencia de la Discriminación Gubernamental', dado que "solamente refuerza los derechos que actualmente existen en el ejercicio de la libertad religiosa que está escrita en la Primera Enmienda de la Constitución de los Estados Unidos". 

El gobernador republicano de Mississippi, Phil ​Bryant, defenderá el derecho a la libertad religiosa y de conciencia de instituciones y ciudadanos, a través de la 'Ley de Protección de la Libertad de Conciencia de la Discriminación Gubernamental', que "solamente refuerza los derechos que actualmente existen en el ejercicio de la libertad religiosa que está escrita en la Primera Enmienda de la Constitución de los Estados Unidos", frente a presiones del lobby Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales (LGTB). 

"Firmé esta ley para proteger las creencias religiosas y las convicciones morales de individuos, organizaciones y asociaciones privadas de acciones discriminatorias por parte del gobierno estatal o sus dependencias políticas. Esta ley refuerza los derechos fundamentales en el ejercicio de la libertad religiosa. En la Primera Enmienda de la Constitución de los Estados Unidos, que establece que el Congreso no podrá hacer ninguna ley con respecto al establecimiento de la religión, ni prohibiendo la libre práctica de la misma; ni limitando la libertad de expresión, ni de prensa; ni el derecho a la asamblea pacífica de las personas, ni de solicitar al gobierno una compensación de agravios", sostuvo Bryant. La iniciativa permitirá a los propietarios de comercios y a los funcionarios públicos no atender a las parejas homosexuales y lesbianas basado en sus creencias religiosas.

Además, la normativa impedirá al gobierno estatal sancionar a cualquier iglesia, organización o empresa que se niegue a ofrecer sus servicios a personas si ello supone una violación de sus creencias religiosas como que el matrimonio es la unión de un hombre y una mujer y que los conceptos 'hombre' y 'mujer' son inmutables. Las Hermanitas Pobres estuvieron cerca de ser sancionadas con multas de 4.500.000 de dólares por negarse a acatar la doctrina abortiva de la administración Obama y no repartir en sus centros píldoras abortivas. Otro caso similar es del Hospital Trinity Health Corporation, al que el gremio abortista quiere obligar a realizar abortos aunque vaya en contra de las creencias del personal médico y de los valores fundacionales de la institución. Por su parte, la funcionaria Kim Davis fue arrestada por se negarse a oficiar uniones homosexuales y a firmarlas. 

Kim Davis, símbolo de la lucha contra la dictadura de género

Fuente: Actuall.

facebook
twitter

SUSCRIPCIÓN

Suscríbase y reciba gratis nuestras novedades.