"EL CORAZÓN DE NUESTRA ARQUIDIÓCESIS".

Sevilla suma 87.600 horas de Adoración Eucarística Perpetua

El arzobispo local, Juan José Asensjo, sostuvo que la Adoración Eucarística "debe ser el punto de referencia de todas las actividades diocesanas, el motor que nos ayude a cumplir nuestros planes pastorales" y es "el ambiente propicio para que nuestros jóvenes escuchen la llamada de Dios a seguirle en el sacerdocio o en la vida religiosa". 

05.04.2016  |  Piedad  |  Jennifer Almendras.

La Arquidiócesis de Sevilla lleva 87.600 horas de Adoración Eucarística Perpetua en la capilla de San Onofre, informaron al celebrar el 10 aniversario desde que comenzó la iniciativa. El proyecto en la ciudad española partió de una familia de fieles que, con el apoyo del cardenal Amigo Vallejo y el acompañamiento del sacerdote Justo Lofeudo, misionero de la Eucaristía e iniciador de los centros de adoración de Madrid y Cancelada, decidieron promover activamente la Adoración Eucarística en un templo dedicado para este fin. 

El arzobispo local, Juan José Asensjo, destacó en una carta pastoral que la Adoración Perpetua en San Onofre es "el corazón de nuestra Archidiócesis", en una Carta Pastoral. "Son centenares las personas que en estos años se han comprometido a acompañar al Señor una o dos horas a la semana, de día o de noche. Personalmente soy testigo de los centenares de sevillanos que al ir o volver de sus quehaceres entran unos minutos en San Onofre para saludar al Señor. La Adoración Eucarística debe ser el punto de referencia de todas las actividades diocesanas, el motor que nos ayude a cumplir nuestros planes pastorales y el apoyo más firme de la Nueva Evangelización", aseguró el prelado, al manifestar su apoyo a este apostolado e invitar a los fieles que tengan tiempo disponible para que dediquen al menos una hora semanal a adorar a Jesús Eucaristía. 

"La Adoración Eucarística es el ambiente propicio para que nuestros jóvenes escuchen la llamada de Dios a seguirle en el sacerdocio o en la vida religiosa. Es también el manantial en el que siguen surgiendo jóvenes cristianos, limpios, alegres y generosos, capaces de vivir una vida nueva y de construir la nueva civilización del amor", sostuvo Asenjo. El custodio de la Adoración Perpetua en Sevilla, José Gutiérrez Mora, recordó el testimonio de uno de los adoradores. "En una ocasión me dirigí a uno de esos jóvenes y le pregunté qué le había atraído hasta la capilla. Me dijo que venía a San Onofre buscándose a sí mismo, el sentido de su vida, pero que aquí había encontrado algo más importante: había encontrado al Señor", sostuvo Gutiérrez. 

Fuente: Gaudium Press.

facebook
twitter

SUSCRIPCIÓN

Suscríbase y reciba gratis nuestras novedades.