AL REFLEXIONAR SOBRE LA CUARESMA JUBILAR 2016.

Obispo Conejero pide acercarse a la Confesión para "experimentar en carne propia la misericordia de Dios"

El obispo de Formosa, José Vicente Conejero Gallego, sostuvo que en el "tiempo cuaresmal, caracterizado por la oración, el ayuno y la caridad, estamos todos invitados a leer y meditar la Palabra de Dios, a orar con más frecuencia y profundidad y a acercarnos al sacramento de la Reconciliación". 

02.02.2016  |  Liturgia  |  Jennifer Almendras.

El obispo de Formosa, José Vicente Conejero Gallego, pidió acercarse al Sacramento de la Confesión para "experimentar en carne propia la grandeza de la misericordia de Dios". El primer y mayor desafío para esta Cuaresma Jubilar 2016 será "experimentar la misericordia de Dios en nosotros y, a la vez, ser misericordiosos como el Padre, en este tiempo de gracia y salvación", dado que "la misericordia es la dimensión fundamental de la misión de Jesús".

"En este tiempo cuaresmal, caracterizado por la oración, el ayuno y la caridad, estamos todos invitados a leer y meditar la Palabra de Dios, a orar con más frecuencia y profundidad y a acercarnos al sacramento de la Reconciliación para experimentar en carne propia la grandeza de la misericordia, porque todos somos llamados en este Año Jubilar a encontrar el camino de regreso a la casa paterna a fin de obtener la misericordia, el perdón y la paz", reflexionó Conejero.

El prelado formoseño recordó que desde hace años se denomina a febrero como "el mes del llamado a la conversión, por dar comienzo en él al tiempo de la Cuaresma, camino de peregrinación que nos conduce a la Pascua del Señor, tiempo durante el cual debemos reconocer y confesar nuestros pecados; suplicar el auxilio del Señor y pedir la intercesión de los ángeles y de los santos y, también, de los hermanos, porque es muy importante rezar unos por otros". 

Fuente: AICA.

facebook
twitter

SUSCRIPCIÓN

Suscríbase y reciba gratis nuestras novedades.