ERA EL PILOTO DE LA PATERA.

El fiscal pide 90 años para musulmán que arrojó al mar a cristianos por rezar

El piloto camerunés Alain N.B. habría cometido 6 homicidios en compañía de un amigo de “fuerte complexión”, también musulmán, con la supuesta intención de matar a quienes profesaban “creencias a las que eran contrarios”, porque los "culpaban" del "oleaje y del temporal".

26.01.2016  |  CRISTIANOFOBIA  |  VenL.

Los hechos ocurrieron la madrugada del cinco de diciembre de 2014 cuando una embarcación con alrededor de 50 personas que intentaba cruzar el Mediterráneo cerca de la costa de Almería comenzó a naufragar por el mal tiempo. En ese momento, un pastor cristiano, de Nigeria, se puso a rezar con varios compatriotas suplicando que no ocurriera una desgracia.

El ciudadano camerunés Alain N.B. se enfrenta a una decisión fiscal de 90 años de prisión acusado de matar por “motivos religiosos” a seis personas que viajaban con él en una patera y a quienes había lanzado al mar por rezar. Presuntamente, los dos patronos de la barca golpearon en varias ocasiones a los inmigrantes con tablones de madera que habían arrancado de la propia embarcación.

El camerunés asegura que llevó a cabo los crímenes ya que “culpaba” del “oleaje y del temporal que estaba haciendo zozobrar la patera en alta mar” a los “rezos de un pastor católico a bordo, y a los amuletos y cinturones tribales de protección espiritual” que portaban alguno ocupantes de la barca.

Los cuerpos de estas personas nunca pudieron ser encontrados. El camerunés “era consciente de que las víctimas no podrían sobrevivir y que fallecerían, bien ahogadas, bien de frío, o bien debido al menoscabo de la integridad física que les había producido”, advierte el fiscal y agrega que “habría comenzado a golpear, en primer lugar, al pastor”.

A continuación, el presunto homicida procedió a “revisar” al resto de pasajeros “para comprobar si portaban amuletos o cinturones tribales espirituales”. A quienes descubrió con algún de estos objetos, “los golpeó igualmente con los palos, arrojándolos al mar para acabar con sus vidas”.

Los 27 supervivientes llegaron a Almería aterrados y sin contar lo que había ocurrido. Dos días más tarde fueron trasladados al Centro de Internamiento de Extranjeros de Algeciras, en Cádiz, en el que la Policía descubrió los hechos de aquella trágica noche gracias a sus testimonios.  

Varios testigos afirmaron que, antes de que fuesen arrojadas por la borda, los dos pilotos habían sustraído a las víctimas alrededor de 1.500 euros, cantidad que coincidía con el dinero que portaba uno de ellos a la hora de ser detenido.

Además, los supervivientes no pudieron dar una cifra exacta de las víctimas dado que los hechos se llevaron a cabo por la noche, con mala visibilidad y, especialmente, por el “terror” que estaban viviendo.

Los dos pilotos musulmanes, fueron detenidos. Uno de ellos falleció mientras estaba en el centro penitenciario de El Acebuche de Almería, por lo que el titular del Juzgado de Instrucción 2 de Almería decretó el pasado mes de noviembre el archivo de la causa contra él.

Sin embargo, Alain N.B. ha sido acusado de 6 delitos de homicidio por motivos religiososo, y la fiscalía reclama 15 años de cárcel por cada uno de ellos. En este sentido, un juzgado popular juzgará estos crímenes. La investigación fue desarrollada por agentes de la Brigada Provincial de Extranjería de Almería y de la Unidad de Redes de Inmigración Ilegal y Falsedades Documentales de Algeciras.

Fuente: Actuall.

facebook
twitter

SUSCRIPCIÓN

Suscríbase y reciba gratis nuestras novedades.