RECORDÓ A CRISTIANOS QUE HUYERON DE LA LLANURA DEL NÍNIVE.

Patriarca católico de Irak exhorta a celebrar una Navidad sobria frente a sufrimiento de las comunidades cristianas

El patriarca católico de Babilonia de los Caldeos, Louis Raphael Sako, invitó a los pastores de la región a favorecer una Navidad sobria y concentrada sobre los aspectos esenciales de la solemnidad cristiana. "Será para todos una Navidad de oración y meditación, para encontrar el consuelo que puede llegar sólo por el anuncio del nacimiento de Jesús", sostuvo el primado de la Iglesia caldea. 

22.12.2015  |  Irak  |  Jennifer Almendras.

El patriarca católico de Babilonia de los Caldeos y presidente de la Conferencia Episcopal Irakí, Louis Raphael Sako, exhortó a celebrar una Navidad sobría "motivada sobre todo por el momento tan cargado de sufrimientos e incertidumbres sobre el futuro, que están viviendo las comunidades cristianas irakíes", durante el retiro espiritual prenavideño de los sacerdotes y de los diáconos de la Archieparquía caldea de Bagdad, el 21 de diciembre. 

Sako invitó a los pastores a favorecer una celebración de la Navidad sobria y concentrada sobre los aspectos esenciales de la solemnidad cristiana, sin distraerse con los momentos de convivencia y mundanos. "Este año la situación dramática vivida por las comunidades cristianas irakíes, en parte debido al desinterés y a los incumplimientos de las instituciones públicas, sugiere a los Pastores de la Iglesia caldea que rechacen a todos los niveles, las reuniones de convivencia tradicionales, con los representantes políticos y religiosos para intercambiar saludos, que en el pasado connotaban el período de Navidad. Una sobriedad motivada sobre todo por el momento tan cargado de sufrimientos e incertidumbres sobre el futuro, que están viviendo las comunidades cristianas irakíes", aseveró.

Frente a ello, recordó la situación de abandono de los refugiados cristianos que huyeron de la llanura de Nínive, tras el ataque del Estado Islámico, la falta de modificación a la ley que obliga a los niños a convertirse en musulmanes en el caso de la conversión al Islam de un padre, y también los carteles que aparecieron recientemente en los muros de Bagdad, que exigen a las mujeres cristianas llevar el velo. "La Navidad del 2015 será para todos una Navidad de oración y meditación, para encontrar el consuelo que puede llegar sólo por el anuncio del nacimiento de Jesús, al inicio del Año de la Misericordia", sostuvo el primado de la Iglesia caldea. 

Fuente: Fides.

facebook
twitter

SUSCRIPCIÓN

Suscríbase y reciba gratis nuestras novedades.