IMPLORAN EL APOYO DE LA COMUNIDAD INTERNACIONAL.

Organizaciones católicas alertan hambruna por sequía en Uganda, Sudán del Sur y Tanzania

El misionero de la Diócesis de Kotodo en Uganda, el padre Sylvester, lanzó una alerta a SPICMA, una organización católica caritativa de Reino Unido, sobre la hambruna severa que se padece en la región de Karamoja ante la falta de agua, situación que se repite en Sudan del Sur y Tanzania, en África. El sacerdote relató que "la situación de hambre es complicada y hasta el momento no hay otra organización que esté ofreciendo ayuda".

27.10.2015  |  Pobreza  |  Jennifer Almendras.

El misionero de la Diócesis de Kotodo en Uganda, el padre Sylvester, lanzó una alerta a SPICMA, una organización católica caritativa de Reino Unido, sobre la hambruna severa que se padece en la región de Karamoja ante la falta de agua, situación que se repite en Sudan del Sur y Tanzania, en África. El sacerdote relató que "una vez más a causa de la falta de lluvias en la temporada, la región de Karamoja está sufriendo con una hambruna severa" y que "la situación de hambre es complicada y hasta el momento no hay otra organización que esté ofreciendo ayuda".

"Debido a la falta de comida, muchas personas están enfermas, faltas de energía y sufren por el hambre severa, especialmente los ancianos y los niños pequeños. El domingo pasado una mujer anciana caminó hacia una de nuestras capillas buscando ayuda. Estaba muy débil a causa de la falta de comida. La mujer dijo: 'Yo tenía la opción de quedarme en la casa y esperar por mi muerte, o desafiar mi suerte para encontrarlos'", aseveró el presbítero, quien indicó que su parroquia ya no cuenta con recursos para asistir a los damnificados, por lo cual imploró el apoyo de la comunidad internacional.

La emergencia por la sequía fue también causa de un llamado de la comunidad de 'Missionaries of Africa', que reprodujo una carta recibida por la religiosa Honorina Mwehemba, en Tabora, Tanzania. "Kipalapala es uno de los lugares más pobres de nuestra región, con infraestructura limitada como caminos o incluso hospitales. La población de la parroquia depende principalmente del cultivo para la subsistencia. La ausencia de agua en ha limitado la habilidad de nuestras hermanas para trabajar en el área. Los retiros, seminarios, encuentros, la educación son muy limitados por la falta de agua. Necesitamos cambiar esto, no sólo para los misioneros que trabajan allí, sino para los hombres y mujeres desesperados que luchan para sobrevivir", afirmó la religiosa. Una situación similar fue reportada por 'Christian Aid' en Sudán del Sur, que pide la acción humanitaria internacional inmediata para prevenir la hambruna en este país. Calculan que 3.900.000 de personas se consideran severamente inseguras con respecto a la alimentación, con unas 30.000 clasificadas en grado catastrófico por su condición extrema. 

Fuente: Gaudium Press.

facebook
twitter

SUSCRIPCIÓN

Suscríbase y reciba gratis nuestras novedades.