SE IGNORA LA FECHA DE GRABACIÓN.

Publican video y carta del prior de Mar Elián, secuestrado en mayo

Los rumores sobre la liberación del sacerdote Jacques Mourad, prior del monasterio de Mar Elián y párroco de la comunidad de Qaryatayn, secuestrado el pasado 21 de mayo, por unos secuestradores no identificados, han comenzado a circular después de que en la cadena de televisión cristiana libanesa Noursat TV, se retransmitiese un video corto en el que el padre Murad expresaba palabras tranquilizadoras sobre su estado físico y su salud. Pero el vídeo no contiene ninguna indicación sobre la fecha en al que se ha grabado. 

03.09.2015  |  Sacerdotes  |  VenL.

Fuentes cercanas a la Archidiócesis siro-católica de Homs refieren que, además del video está circulando una carta atribuida al padre Jacques, donde el prior de San Elian invita a sacerdotes y miembros de su comunidad monástica a abandonar el monasterio de Mar Musa en la región debido a que la situación se ha vuelto peligrosa para todos los cristianos. Nadie es capaz de confirmar la autenticidad de la carta ni el hecho de que haya podido ser escrita por el sacerdote bajo presión. Y no se descarta que la difusión del video haya sido pilotada por aquellos que tienen secuestrado al padre Jacques para condicionar las posibles negociaciones en vista de su liberación.

Algunos secuestradores armados se llevaron lejos del monasterio de Mar Elián al padre Jacques el 21 de mayo. Con él fue secuestrado también el diácono Boutros Hanna. Luego, el 21 de agosto, se lanzó el video que documenta la destrucción del monasterio de Mar Elián por los yihadistas del Estado Islámico. El antiguo santuario del siglo V, ubicado en las afueras de Quaryatayn y confiado en los últimos siglos a la Iglesia siro-católica, en los últimos años se había renovado convirtiéndose en una filiación de Deir Mar Musa al-Habashi, el monasterio refundado por el padre jesuita italiano Paolo Dall'Oglio, secuestrado también él, el 29 de julio de 2013, mientras estaba en Raqqa, la capital siria, que lleva años bajo el control de los yihadistas del Estado Islámico.

Durante las varias fases del conflicto, la ciudad de Qaryatayn fue conquistada en varias ocasiones por las milicias anti-Assad y bombardeada por el ejército sirio. Antes de ser secuestrado, el padre Jacques Murad había acogido a miles de refugiados en el monasterio, en su mayoría procedentes de la cercana ciudad de Qaryatayn, y había asegurado su supervivencia con la ayuda de donaciones de musulmanes. Jacques y un abogado suní en la zona también habían ejercido la función de mediadores para garantizar que el centro urbano de 35 mil habitantes se salvase durante largos períodos del combate armado.

Fuente: Fides.

facebook
twitter

SUSCRIPCIÓN

Suscríbase y reciba gratis nuestras novedades.