SERÁ EN LA SOLEMNIDAD DE LA ASUNCIÓN DE LA VIRGEN MARÍA.

Más de 40 diócesis en Francia repicarán sus campanas por los cristianos perseguidos

El obispo de Toulon, Dominique Rey, impulsó la iniciativa para repicar las campanas de las iglesias y hacer una oración a la Virgen María el 15 de agosto próximo por los cristianos perseguidos. "No son seres desencarnados. Son rostros donde en ocasiones se lee la angustia, el miedo, la tristeza, la confianza, a veces la alegría y la esperanza. Son seres asesinados física y moralmente. Son seres infinitamente amados por Dios", sostuvo Rey, al lanzar la convocatoria.

El obispo de Toulon, Dominique Rey, fue el impulsor de la iniciativa.

13.08.2015  |  Francia  |  Jennifer Almendras.

El obispo de Toulon, Dominique Rey, impulsó la iniciativa para repicar las campanas de las iglesias y hacer una oración a la Virgen María en la Solemnidad de la Asunción el 15 de agosto próximo por los cristianos perseguidos. Hasta el momento en más de 40 diócesis francesas sonarán las campanas en recuerdo de los hermanos perseguidos por su fe. La iniciativa, que pretende dar voz a los sin voz y recordar a unos hermanos que perdieron todo, sigue sumando más fieles que pidieron a sus pastores que repiquen las campanas en sus diócesis.

"No son seres desencarnados. Se encuentran a pocas horas de avión de aquí, en países devastados. Se llaman Samir, Sobhi, Tony, Petro, Boutros, Adib, Rima, Macha, Lama, Fadia, Rama. Son hombres, mujeres, niños, ancianos. Son rostros donde en ocasiones se lee la angustia, el miedo, la tristeza, la confianza, a veces la alegría y la esperanza. Son sollozos inacabables o carcajadas infantiles. Son seres asesinados física y moralmente. Son seres infinitamente amados por Dios. Que el día de la Asunción, en Francia, las campanas de todas nuestras iglesias repiquen y los cristianos y todos los que lo deseen se congreguen para expresar su apoyo. Por la Paz, con el único arma del amor en las manos. Unos minutos de recogimiento y silencio", sostuvo Rey, al lanzar la convocatoria.

El cardenal y arzobispo de Lyon, Philippe Barbarin recibió con entusiasmo esta campaña, dado que el día de la solemnidad de la Virgen estará acompañado el obispo sirio de Alepo, precisamente una de las zonas donde los cristianos sufren persecución en los últimos años. Por su parte, el arzobispo de Avignon, Jean-Pierre Cattenoz, afirmó que ante esta situación es importante no bajar los brazos. "Hacer sonar  las campanas es una hermosa forma de dar testimonio de lo que se vive en las iglesias. Así que invitamos a los cristianos, pero también a todas las personas de buena voluntad, a concentrarse en la calle con ese motivo. ¿Por qué el día de la Asunción? Cuando todo va mal, cuando no se tiene nada, uno se vuelve hacia la Virgen María. Dos mil millones de hombres sobre la tierra le rezan, no sólo los cristianos. Propongo a todos los fieles que se concentren en las iglesias a que digan juntos la oración a María que derriba los muros", exhortó.

Fuente: Religión en Libertad.

facebook
twitter

SUSCRIPCIÓN

Suscríbase y reciba gratis nuestras novedades.