DESTRUYERON MÁS DE 1.000 CRUCES E IGLESIAS CRISTIANAS.

Cardenal de Hong Kong pide al gobierno chino que frene la campaña de demolición de iglesias y cruces

El obispo de Hong Kong, John Tong Hon, realizó un pedido urgente al gobierno de China que inicie una investigación sobre las injusticias que suceden en la provincia de Zhejiang, y que frene tales "acciones ilegales", dado que allí muchas cruces e iglesias fueron demolidas, a pesar de contar con todos permisos legales para su construcción. La campaña está suscitando mucha resistencia entre fieles, sacerdotes, obispos y pastores protestantes que usan cartas abiertas, redes sociales y manifestaciones para expresar su desacuerdo sobre las evidentes injusticias, motivo por el cual algunos de ellos fueron arrestados.

13.08.2015  |  China  |  Jennifer Almendras.

El cardenal y obispo de Hong Kong, John Tong Hon, realizó un pedido urgente al gobierno chino que inicie una investigación sobre las injusticias que suceden en la provincia de Zhejiang, y que frene tales "acciones ilegales", dado que allí muchas cruces e iglesias fueron demolidas, a pesar de contar con todos permisos legales para su construcción. La campaña de demolición contra símbolos cristianos comenzó a principios del 2014, cuando el secretario del Partido de Zhejiang, Xia Baolong, notó que mirando el horizonte de Wenzhou, una de las metrópolis de la provincia, se veían "demasiadas cruces".

"La cruz es el signo más representativo de la fe cristiana. Como cristianos, debemos seguir a Cristo. Esto implica llevar juntos la cruz junto a Jesucristo. En los últimos 2 años, las cruces erigidas arriba de un millar de iglesias, protestantes o católicas, en la provincia de Zhejiang fueron demolidas por la fuerza. Entre las demolidas están comprendidas también aquellas que fueron construidas con todos los permisos legales. En algunos de esos incidentes, miembros del clero y de las comunidades, mientras defendían en manera legal su propia fe, fueron encarcelados, causando muchas tensiones en las parroquias locales. Tales incidentes han causado mucha ansiedad entre los cristianos, locales y en el extranjero, en referencia a la política del gobierno respecto a la libertad religiosa", aseguró Tong.

El prelado realizó un pedido urgente contra la demolición de las cruces en la provincia de Zhejiang, que afectó a más de 1000 entre iglesias católicas y protestantes. "Que el gobierno central y las autoridades competentes junto a las autoridades provinciales de Zhejiang inicien una investigación sobre lo que ha sucedido; que todas las acciones ilegales de destrucción de las cruces sean frenadas; que todas las partes implicadas apoyen el principio de la supremacía de la Constitución, del estado de derecho, del gobierno del país según la ley. Que todos los católicos de Hong Kong elijan una forma de penitencia, como el ayuno o la abstinencia y que recen en modo especial por la libertad religiosa, la dignidad de la fe y compartan los sufrimientos de sus hermanos y hermanas de Zhejiang", exhortó. La campaña está suscitando mucha resistencia entre fieles, sacerdotes, obispos y pastores protestantes que usan cartas abiertas, redes sociales y manifestaciones para expresar su desacuerdo sobre las evidentes injusticias, motivo por el cual como mencionó Tong algunos de ellos fueron arrestados.

Fuente: Asia News

facebook
twitter

SUSCRIPCIÓN

Suscríbase y reciba gratis nuestras novedades.