TRAS LA SUSPENSIÓN CAUTELAR DE LA PENA DE MUERTE.

La católica Asia Bibi, acusada de presunta blasfemia, sostiene que tiene esperanza de salir en libertad

Asia Bibi agradeció a los que, cristianos y no cristianos de todo el mundo, promovieron una movilización internacional para tratar de salvarla. "No tengo palabras, solo puedo comunicarles mi esperanza de poderlos abrazar dentro de poco y agradecerles cuando llegue mi liberación. Dentro de poco estaré de nuevo entre ustedes, por la gracia del Señor. Les ruego que signa rezando para librarme de esta oscuridad, así podré estar con ustedes a la luz del sol", sostuvo. 

La católica y madre de 5 hijos acusada de presunta blasfemia en Pakistán, Asia Bibi, asegura desde la cárcel que tiene esperanza de salir en libertad, no sólo la esperanza humana, sino la esperanza que se obtiene en la ayuda y en la constante presencia de Dios, alimentada por una profunda fe y por la oración. Además, pidió que sigan rezando por ella y agradeció a los que, cristianos y no cristianos de todo el mundo, se interesaron por su caso y promovieron una movilización internacional para tratar de salvarla

"No tengo palabras, solo puedo comunicarles mi esperanza de poderlos abrazar dentro de poco y agradecerles cuando llegue mi liberación. Dentro de poco estaré de nuevo entre ustedes, por la gracia del Señor. No veo el momento de sentir de nuevo el sol y el frío, de ver el cielo abierto, las estrellas y la luna. Les ruego que signa rezando para librarme de esta oscuridad, así podré estar con ustedes a la luz del sol. Nunca habría pensado que mi familia habría debido afrontar un caso tan terrible, especialmente mis hijas Esha y Eisham, que entonces eran muy pequeñas. No tengo palabras para expresar mi gratitud: sé que están cerca en este caso difícil en el que me encuentro involucrada desde hace ya seis años. Dios Omnipotente está listo para responder a sus oraciones y a todos los esfuerzos que siguen haciendo por mí y por mi familia. Les estoy muy agradecida por haber hecho que se conociera mi historia y por la movilización internacional que pusieron en marcha. Soy inocente y no he cometido ningún delito", sostuvo Bibi.

El 22 de julio pasado, el Tribunal Supremo de Pakistán suspendió cautelarmente la aplicación de la pena de muerte a la que fue condenada la católica Asia Bibi y aceptó reexaminar el caso después de la primera sentencia del proceso de apelación. La cristiana, madre de 5 hijos, fue denunciada en 2009 por unas campesinas musulmanas que la acusaron de contaminar el agua que bebían en un pozo público por tocar el recipiente con sus manos "impuras", al ser cristiana y no mahometana. La llamada 'ley de la blasfemia' permite en ese país, el segundo más poblado del mundo musulmán, que tres testigos mahometanos acusen ante cualquier tribunal civil a una persona por presunta blasfemia contra el Corán o contra Mahoma. El castigo previsto es la prisión o la pena de muerte.

Fuente: Vatican Insider.

facebook
twitter

SUSCRIPCIÓN

Suscríbase y reciba gratis nuestras novedades.