"LA SITUACIÓN PARECE EMPEORAR CADA VEZ MÁS".

Obispo auxiliar en Irak: "El futuro es incierto, nadie sabe lo que va a suceder, porque cada día hay un nuevo episodio de violencia"

El obispo auxiliar de Bagdad y cercano colaborador del patriarca Louis Raphael Sako, Basel Yaldo, denunció la dramática situación que vive Irak. "Esta semana cada día hubo explosiones, atentados, violencia, todos los días escuchamos explosiones, también cerca del patriarcado, y más muertos, heridos, cerca de 100 el primer día de celebración por el fin del Ramadán. La gente parece que se han acostumbrado a esta noticia de la sangre, se consideran normales", lamentó.  

24.07.2015  |  Irak  |  VenL.

El obispo auxiliar de Bagdad y cercano colaborador del patriarca Louis Raphael Sako, Basel Yaldo, aseguro que en Irak "el futuro es incierto, oscuro, nadie sabe lo que va a suceder, porque cada día hay un nuevo episodio de violencia". "Esta semana en Bagdad cada día hubo explosiones, atentados, violencia, todos los días escuchamos explosiones, también cerca del patriarcado, y más muertos, heridos, cerca de 100 el primer día de celebración por el fin del Ramadán. Es una situación dramática. La gente parece que se han acostumbrado a esta noticia de la sangre, que ya ni siquiera se informa sobre la noticia, se consideran normales. Las personas poco después de una explosión ya está en marcha, como si nada hubiera pasado", sostuvo.

Ante la nueva ola de violencia en Irak, una nación que está cada vez más dividida internamente por etnias y confesiones, la presencia cristiana transmite siempre un mensaje de paz, armonía y unidad. "Nosotros, como cristianos trabajamos por la reconciliación, la unidad porque no tenemos intereses específicos o la sed de poder, sólo queremos la paz y la convivencia. A menudo el Patriarca Sako insta a las distintas partes interesadas en los momentos de encuentro, de debate, para una verdadera reconciliación nacional. Y, en algunos casos, la respuesta es positiva porque los suníes y los chiíes tienen confianza en nosotros los cristianos. Desafortunadamente, cada parte, cada partido tiene su propia idea, pero también aquellos que, como el gobierno, no quiere la división hasta el fin a no se arriesgan a construir un verdadero camino de la unidad", sostuvo el prelado.

Sobre la situación de los refugiados cristianos, que durante más de un año estuvieron viviendo en campamentos luego de que sus hogares y sus tierras en Mosul y la llanura de Nínive  fueron ocupados por el Estado islámico, admitió que aún no saben "cuál será su destino y a sus preguntas no sabemos cómo dar respuestas". "La situación parece empeorar cada vez más, pero nosotros, como cristianos, nos da coraje, la fe, la esperanza. Incluso hoy durante la Misa por la Primera Comunión de 28 niños en la capital, queremos orar por la paz. Los niños tienen la paz como un sueño, eso es lo que nos piden. Ellos carecen de energía eléctrica y en funcionamiento y es difícil de encontrar refresco. Sin embargo, los niños piden cosas simples, que quieren jugar con otros, participar en excursiones, salir a la calle y divertirse, pero no pueden hacerlo por miedo a las bombas, a las explosiones de violencia. Pero nosotros les enseñamos a ser instrumentos de paz, a no utilizar la violencia, y mirar hacia el futuro con esperanza y confianza", aseguró Yaldo.

Fuente: Asia News

facebook
twitter

SUSCRIPCIÓN

Suscríbase y reciba gratis nuestras novedades.