ANTE ESCÁNDALO DE MULTINACIONAL ABORTERA PLANNED PARENTHOOD.

Senador de Estados Unidos contra venta de órganos de bebés abortados: "No son ratas de laboratorio, son niños"

El cristiano bautista y senador de Estados Unidos por Oklahoma, James Lankford, argumentó con contundencia la contradicción del discurso abortista. "Hemos escuchado para este asesinato que ese niño no es un niño, sino que es un feto, que es tejido. Que no es un ser humano de lo que estamos hablando ¡No puedes decir en un determinado momento que no es un ser humano, y al momento siguiente venderlo porque los órganos humanos que hay en él sí lo son! ¡Es un ser humano en todo momento! ", aseveró. 

23.07.2015  |  Gestación  |  Jennifer Almendras.

El cristiano bautista y senador de Estados Unidos por Oklahoma, James Lankford, aseguró, ante la venta de órganos de bebés abortados realizada por multinacional abortera Planned Parenthood, que lo que comercializan "no son ratas de laboratorio, son niños, niños que pasaron por el terrorífico proceso de un aborto", frente a una sesión en el Parlamento."Hay que preguntarse por qué este Congreso dedicará su tiempo hoy a hablar del despiece de caballos y de las orcas y por qué somos tan insensibles hacia los niños como para no plantear ese debate", sostuvo.

"El argumento que hemos escuchado para este asesinato es que ese niño no es un niño, sino que es un feto, que es tejido. Que no es un ser humano de lo que estamos hablando. Sólo es tejido, y corresponde a la madre decidir qué se hace con ese tejido. Y momentos después, se toma ese tejido y se vende porque son órganos humanos que sirven para investigación. ¡No puedes decir en un determinado momento que no es un ser humano, y al momento siguiente venderlo porque los órganos humanos que hay en él sí lo son! ¡Es un ser humano en todo momento! No ha habido ningún momento en el que no fuese un niño, no ha habido ningún momento en el que no fuese humano. Y no se puede pedir que acabemos con cierto trato a los animales, como el despiece de caballos, y pasar por alto completamente que niños están siendo despiezados en el vientre de su madre, y sus piezas vendidas", argumentó con contundencia la contradicción de los abortistas.

Lankford apeló a los principios constitutivos de Estados Unidos como nación para defender la vida del bebé. "Si es un niño, y si en nuestra declaración de derechos decimos que cada persona creemos que fue dotada por el Creador de la vida, la libertad y la búsqueda de la felicidad, entonces tal vez tengamos que preguntarnos como nación si realmente creemos en eso. Así que haré algunas preguntas básicas. ¿Puede un niño de 20 semanas, que científicamente sabemos que sufre dolor, ser despiezado en un aborto? ¿Es una buena idea financiar con un millón de dólares a Planned Parenthood? ¡Hay tantas organizaciones que ayudan a la gente a lo largo del país, que consiguen sus recursos por su cuenta sin recibir fondos federales! Así que, cuando nos preocupemos en los presupuestos por los niños, y tengamos compasión por los niños, tengámosla por los niños en todas las edades, no sólo en ciertas edades", aseveró. 

Fuente: Religión en Libertad.

facebook
twitter

SUSCRIPCIÓN

Suscríbase y reciba gratis nuestras novedades.