"NO SE PUEDE VIVIR CON LA TENSIÓN DEL ESTRÉS".

Cardenal Rivera invita a los fieles a buscar "momentos de silencio y oración" para encontrarse verdaderamente con Jesús

El arzobispo primado de México aseguró que "los momentos de silencio y oración, la lectura meditada de la Palabra de Dios, la visita al sagrario, la eucaristía dominical, un retiro espiritual de vez en cuando, son oportunidades que necesitamos, como el oxígeno, para encontrarnos realmente con Jesús y descansar un poco de todas nuestras tensiones". 

22.07.2015  |  Piedad  |  Jennifer Almendras.

El cardenal y arzobispo de México, Norberto Rivera, invitó a los fieles a buscar "momentos de silencio y oración" para encontrarse verdaderamente con Jesús y descansar un poco de todas nuestras tensiones, dado que "no se puede vivir con estrés aunque sea por motivos apostólicos", al reflexionar sobre la lectura evangélica el 19 de julio pasado, cuando los discípulos de Jesús regresan luego de haber ido de dos en dos a evangelizar a los pueblos cercanos.

"La actitud tan 'humana' de Jesús también se revela en un pequeño detalle que el Evangelio nos transmite. Tras el esfuerzo de los apóstoles en su gira pastoral, Jesús no se contenta con decirles que han cumplido bien con su deber, sino que se muestra comprensivo y amigable: 'Vengan conmigo a un lugar solitario, para que descansen un poco'. 'Y se fueron a un lugar tranquilo y apartado'. Jesús, sabe que no se puede vivir siempre con la tensión del estrés, aunque sea por motivos apostólicos y altruistas y regala a los suyos unas mini vacaciones en el mar. Por supuesto que Jesús aprovechó ese descanso para tener un trato más familiar y cercano con sus discípulos", reflexionó el prelado.

Rivera afirmó a los fieles que "esa misma invitación la sigue repitiendo Jesús a través de los siglos a todos sus seguidores y nos dice 'vengan a mí, todos los que están cansados y agobiados por los trabajos y cargas, que yo los aliviaré'". "Los momentos de silencio y oración, la lectura meditada de la Palabra de Dios, la visita al sagrario, la eucaristía dominical, un retiro espiritual de vez en cuando, son oportunidades que necesitamos, como el oxígeno, para encontrarnos realmente con Jesús y descansar un poco de todas nuestras tensiones", aseguró.

Fuente: ACI Prensa.

facebook
twitter

SUSCRIPCIÓN

Suscríbase y reciba gratis nuestras novedades.