TRAS LA 99 ASAMBLEA PLENARIA DEL EPISCOPADO.

Obispos en Colombia exhortan a trabajar unidos para desterrar la violencia en el país

La Conferencia Episcopal de Colombia denunció las diferentes formas de violencia por las que atraviesa actualmente el país, como los atentados de grupos guerrilleros, el respeto a la vida humana, entre otros. "Reiteramos nuestro rechazo a las decisiones del Estado que atentan contra la dignidad y los derechos fundamentales de la persona humana, a través de la promoción del aborto y de la eutanasia, lo mismo que los atentados contra el matrimonio y la institución familiar", aseveraron. 

15.07.2015  |  Colombia  |  Jennifer Almendras.

La Conferencia Episcopal de Colombia (CEC) invitó a todo el país a trabajar para construir una patria justa y reconciliada, en el cierre de la 99 Asamblea Plenaria del Episcopado, que se realizó en Medellín, del 6 al 10 de julio pasado. Los prelados denunciaron las diferentes formas de violencia por las que atraviesa actualmente Colombia, como los atentados de los diferentes grupos guerrilleros, el respeto a la vida humana, el narcotráfico, entre otros.

"Como Pastores y hermanos, nos hacemos solidarios con el sufrimiento de las comunidades, personas y familias, que han sido víctimas de las acciones violentas de los grupos armados, particularmente de las FARC y del ELN. Rechazamos esos hechos dolorosos e invitamos a los violentos a reflexionar sobre estas crueles acciones y a asumir su responsabilidad en las mismas. Tales actos no sólo han tenido consecuencias para la sociedad sino que han minado profundamente la confianza del pueblo colombiano en los diálogos y en la voluntad de los grupos armados al margen de la ley de buscar una salida negociada al conflicto. ¿Cómo hacer creíbles los esfuerzos de paz que se desarrollan en La Habana ante tantas muestras de crueldad y violencia? Se requieren gestos valientes y audaces en el camino de la reconciliación y la paz", aseveraron.  

La CEC reiteró su rechazo a las decisiones tomadas por organismos del Estado frente al tema de la promoción del aborto y la eutanasia, al señalar  que es un atentado contra la dignidad de la persona y de la familia. ​"Sentimos la angustia de muchos colombianos, especialmente de los más pobres, que padecen las consecuencias de la profunda crisis del sector de la salud. Reiteramos nuestro rechazo a las decisiones de los Órganos del Estado que atentan contra la dignidad y contra los derechos fundamentales de la persona humana, a través de la promoción del aborto y de la eutanasia, lo mismo que los atentados contra el matrimonio y la institución familiar a través de la equiparación de las uniones homosexuales a la familia y la promoción de la adopción de menores por parejas del mismo sexo", aseguraron.

Fuente: Eclessia Digital.

facebook
twitter

SUSCRIPCIÓN

Suscríbase y reciba gratis nuestras novedades.