PIDIÓ AL ESPÍRITU SANTO UNA RENOVACIÓN DEL PAÍS.

Cardenal Maradiaga lamenta que Honduras en el lugar de Dios haya puesto la violencia y el crimen

El arzobispo de Tegucigalpa rezó por el crecimiento de la fe de los hondureños y los exhortó a abrir su corazón ante Dios. 

El cardenal y arzobispo de Tegucigalpa, Óscar Maradiaga, lamentó que Honduras "en lugar de Dios se ha puesto la corrupción", y pidió  al Espíritu Santo una renovación del país.

"Espíritu Santo, que el fuego de tu amor me renueve por dentro y renueve la paz de la tierra, renueve esta Honduras tan necesitada de Dios, que en lugar de Dios se ha puesto la violencia y el crimen. En lugar de Dios se han puesto el robo y la corrupción y no le dejamos espacio a Dios en nuestras vidas", aseveró.  

Maradiaga rezó por el crecimiento de la fe de los hondureños y los exhortó a abrir su corazón ante Dios y su poder para cambiar. "Decimos que creemos en un Dios Todopoderoso, pero no lo dejamos actuar. Tenemos lugares de nuestras vidas donde no lo dejamos entrar, estamos seguros de que si nos abriésemos a su amor y a todo su poder, muchas cosas podrían cambiar en nuestras vidas”, aseguró.

Fuente: La Prensa de Honduras.

facebook
twitter

SUSCRIPCIÓN

Suscríbase y reciba gratis nuestras novedades.