POR EL 205 ANIVERSARIO DE LA REVOLUCIÓN DE MAYO.

Arzobispo Radrizzani preside Tedeum oficial en la Basílica de Luján

"Es necesario revitalizar la familia, la escuela, la universidad, las fuentes genuinas de trabajo, las libertades ciudadanas, incluidas las domésticas. Debemos preservar los valores profundamente cristianos de nuestro pueblo", pidió el arzobispo de Mercedes-Luján, delante de la presidente Cristina Fernández y otros funcionarios.

Arzobispo de Mercedes-Luján, Agustín Radrizzani, junto a la presidente Cristina Fernández.

26.05.2015  |  Argentina  |  Jennifer Almendras.

El arzobispo de Mercedes-Luján, Agustín Radrizzani, presidió el Tedeum oficial en la Basílica de Nuestra Señora de Luján por el 205 aniversario de la Revolución de Mayo, al que asistió la presidente de la Argentina, Cristina Fernández y otros funcionarios nacionales y provinciales. Citó a Francisco para pedir a los argentinos que eviten odios y peleas y llamó a "cultivar la auténtica convivencia". 

Radrizzani consideró que en esta "nueva etapa de nuestro camino en la historia, siempre será oportuno cultivar la auténtica convivencia entre todos los argentinos". "Hay que intensificar los esfuerzos de una promoción cultural y educativa de profunda raigambre humanística para la niñez y la juventud. Y volver a encarnar en nuestra vida diaria la cultura del trabajo honesto y abnegado en favor de la recuperación espiritual y material de todo el organismo social. Es necesario revitalizar la familia, la escuela, la universidad, las fuentes genuinas de trabajo, las libertades ciudadanas, incluidas las domésticas. Debemos preservar los valores profundamente cristianos de nuestro pueblo", pidió. 

"Caminemos juntos, cuidémonos los unos a los otros. Cuídense entre ustedes. No se hagan daño. Cuídense. Cuiden a los niños, cuiden a los ancianos. Que no haya odio, que no haya peleas. Dejen de lado la envida, no le saquen el cuero a nadie, dialoguen. Que entre ustedes este deseo de cuidarse vaya creciendo en el corazón", subrayó el prelado al citar las palabras que Francisco envió el 19 de marzo de 2013 a los argentinos reunidos en vigilia en la Plaza de Mayo por su elección pontificia. Tras el rezo del tedeum, representantes de diversas confesiones religiosas hicieron una plegaria: Kissag Mouradian; arzobispo de la Iglesia Apostólica Armenia; el sheij Abdelnaby Elhefnawy, del Centro Islámico de la República Argentina, el pastor Flores de la Iglesia Evangélica y Bettina Manasowicz por el judaísmo. Por otro lado, el cardenal y arzobispo de Buenos Aires, Mario Poli, presidió el tedeum en la Catedral Metropolitana donde exhortó a trabajar para "superar la idea de que el otro es un adversario o un enemigo". 

Fuente: AICA.

facebook
twitter

SUSCRIPCIÓN

Suscríbase y reciba gratis nuestras novedades.