07/07/2020 12:16 hs

Argentina | PRESIDENTE DE LA CONFERENCIA EPISCOPAL ARGENTINA. | 11.05.2015 00:00

Arzobispo Arancedo: "La fe no nos aísla del mundo, sino que nos compromete"

El arzobispo de Santa Fe de la Vera Cruz aseguró que "es posible pensar en un mundo distinto que se maneje con otros principios y sostenga una nueva fraternidad". 

data imagen

El arzobispo de Santa Fe de la Vera Cruz y presidente de la Conferencia Episcopal Argentina (CEA), José María Arancedo, aseguró que "la fe no nos aisla del mundo, sino que nos compromete"

"Volver a poner el amor en el centro de las relaciones humanas, es comenzar a recrear el mundo desde el proyecto de Dios, como nos lo ha manifestado en Jesucristo. Por ello decimos que es posible pensar en un mundo distinto que se maneje con otros principios y sostenga una nueva fraternidad. La fe no nos aísla del mundo, sino que nos compromete desde la mirada de Dios. Hay un tema muy cercano a la caridad que es la solidaridad, que la vemos muy cerca nuestro en tantos gestos de ayuda y de denuncia, frente a las desigualdades y la pobreza, la violencia y la inseguridad, el robo y la muerte", sostuvo Arancedo. 

El prelado argumentó que "desde el evangelio podemos hablar de un nexo muy íntimo entre solidaridad y caridad", y citó el Compendio de Doctrina Social de la Iglesia para fundamentarlos. "A la luz de la fe, la solidaridad tiende a superarse a sí misma, al revestirse de las dimensiones específicamente cristianas de gratuidad total, perdón y reconciliación. Entonces el prójimo no es solamente un ser humano con sus derechos y su igualdad fundamental con todos, sino que se convierte en la imagen viva de Dios Padre, rescatada por la sangre de Jesucristo y puesto bajo la acción permanente del Espíritu Santo. Por tanto, debe ser amado, aunque sea enemigo, con el mismo amor con que le ama el Señor, y por él se debe estar dispuesto al sacrificio, incluso hasta el extremo: 'Dar la vida por los hermanos'", afirmó.