16/06/2019 06:56 hs

Comunismo | PIDIÓ NO OFENDER LOS SENTIMIENTOS RELIGIOSOS DE LOS CREYENTES. | 08.04.2019 00:00

Obispos de Bielorrusia rechazan la destrucción de cruces en memorial de las más de 200.000 víctimas del comunismo

El presidente de la Conferencia de Obispos Católicos de Bielorrusia, Tadeusz Kondrusiewicz, precisó que "cada nación debe conocer y respetar la verdad histórica con el propósito de la purificación de la memoria, como pidió san Juan Pablo II, con el fin de construir con éxito un futuro feliz". Denunció que el hecho evidencia la ausencia de una auténtica investigación sobre las fosas comunes para esclarecer los crímenes del comunismo.

data imagen

AFP.

El presidente de la Conferencia de Obispos Católicos de Bielorrusia, Tadeusz Kondrusiewicz, rechazó la destrucción de cerca de 70 cruces en el área de Kuropaty, lugar donde el régimen comunista ejecutó a miles de ciudadanos y donde los símbolos sagrados recuerdan a más de 200.000 víctimas sepultadas en ese lugar. Denunció que el hecho evidencia la ausencia de una auténtica investigación sobre las fosas comunes para esclarecer los crímenes del comunismo.

El prelado aseveró que "los medios de comunicación están llenos de informes alarmantes sobre la demolición de cruces en el complejo conmemorativo en Kuropaty, que, junto con muchos otros lugares similares en nuestra tierra es un Gólgota y al mismo tiempo un monumento de la historia y la cultura". "Cada nación debe conocer y respetar la verdad histórica con el propósito de la purificación de la memoria, como pidió san Juan Pablo II, con el fin de construir con éxito un futuro feliz", argumentó. Los ciudadanos, frente a la ausencia de memoria del gobierno, instalaron cruces de forma espontánea -sin permisos- en Kuropaty, que se transformó en un cementerio espontáneo.

"Nadie dice que no es necesario poner orden en el terreno de Kuropaty, pero no a costa de ofender los sentimientos de los creyentes. Creo que es necesario organizar un debate público sobre el plan de ordenar el área. Pido a los responsables de la demolición de cruces detener con urgencia estas acciones y mediante el diálogo entre las distintas fuerzas políticas y sociales con la participación de representantes de diferentes religiones comenzar el proceso de resolver la situación", indicó Kondrusiewicz.