03/07/2020 07:23 hs

Perú | TRAS CANCELAR LA MARCHA POR LA VIDA 2017. | 27.03.2017 00:00

Providas realizan Marcha Solidaria para ayudar a los damnificados por las inundaciones en Perú

El cardenal y arzobispo de Lima, Juan Luis Cipriani, indicó que "la Marcha por la Vida, fiel a su compromiso por la vida,  se convierte en una Marcha de Solidaridad con todos los damnificados, porque es la Iglesia la que tiene que vivir con el latir del corazón, no sólo de la oración y de los sacramentos, sino también del amor al prójimo con obras". Recolectaron varias toneladas de alimentos, más de 15.000 litros de agua y artículos indispensables para los afectados en más de 100 parroquias de la capital del país. 

data imagen

Los organizadores de la Marcha por la Vida realizaron una Marcha Solidaria que recolectó varias toneladas de alimentos, más de 15.000 litros de agua y artículos indispensables en más de 100 parroquias de Lima, destinados a los miles de damnificados por las inundaciones y deslizamientos en Perú, que dejó 85 muertos. La vocera oficial de la Marcha, Carol Maraví, indicó que "con mucha pena se tuvo que cancelar el evento", dado que tenían que ponerse "la camiseta del Perú por la vida de todos los que ahora sufren los desastres naturales".

 La Marcha por la Vida en Lima, una de las más importantes del continente, fue cancelada por el cardenal y arzobispo de Lima, Juan Luis Cipriani, tras los desastres naturales que afectan al país desde enero pasado, quien decidió que la actividad provida se transforme en una gran colecta para asistir a las 111.283 ​personas afectadas -según indicó el último reporte del Centro de Operaciones de Emergencia Nacional-.​ El sacerdote y representante del Arzobispado de Lima, Luis Gaspar, agradeció "a los miles de peruanos que marcharon no sólo por la vida de los niños no nacidos llevando su ayuda sino por nuestros hermanos necesitados".

"Somos la marcha más importante del Perú y hoy nos tocó poner el hombro. En estos días nos organizaremos para llevar toda esta ayuda a los diferentes puntos del Perú donde se necesite está ayuda", aseguró Gaspar. "La Marcha por la Vida, fiel a su compromiso por la vida, hoy se convierte en una Marcha de Solidaridad con todos los damnificados, porque es la Iglesia la que tiene que vivir con el latir del corazón, no sólo de la oración y de los sacramentos, sino también del amor al prójimo con obras", indicó Cipriani, en su programa radial Diálogo de Fe.