23/09/2019 05:28 hs

Irak | RECORDÓ A CRISTIANOS QUE HUYERON DE LA LLANURA DEL NÍNIVE. | 22.12.2015 00:00

Patriarca católico de Irak exhorta a celebrar una Navidad sobria frente a sufrimiento de las comunidades cristianas

El patriarca católico de Babilonia de los Caldeos, Louis Raphael Sako, invitó a los pastores de la región a favorecer una Navidad sobria y concentrada sobre los aspectos esenciales de la solemnidad cristiana. "Será para todos una Navidad de oración y meditación, para encontrar el consuelo que puede llegar sólo por el anuncio del nacimiento de Jesús", sostuvo el primado de la Iglesia caldea. 

data imagen

El patriarca católico de Babilonia de los Caldeos y presidente de la Conferencia Episcopal Irakí, Louis Raphael Sako, exhortó a celebrar una Navidad sobría "motivada sobre todo por el momento tan cargado de sufrimientos e incertidumbres sobre el futuro, que están viviendo las comunidades cristianas irakíes", durante el retiro espiritual prenavideño de los sacerdotes y de los diáconos de la Archieparquía caldea de Bagdad, el 21 de diciembre. 

Sako invitó a los pastores a favorecer una celebración de la Navidad sobria y concentrada sobre los aspectos esenciales de la solemnidad cristiana, sin distraerse con los momentos de convivencia y mundanos. "Este año la situación dramática vivida por las comunidades cristianas irakíes, en parte debido al desinterés y a los incumplimientos de las instituciones públicas, sugiere a los Pastores de la Iglesia caldea que rechacen a todos los niveles, las reuniones de convivencia tradicionales, con los representantes políticos y religiosos para intercambiar saludos, que en el pasado connotaban el período de Navidad. Una sobriedad motivada sobre todo por el momento tan cargado de sufrimientos e incertidumbres sobre el futuro, que están viviendo las comunidades cristianas irakíes", aseveró.

Frente a ello, recordó la situación de abandono de los refugiados cristianos que huyeron de la llanura de Nínive, tras el ataque del Estado Islámico, la falta de modificación a la ley que obliga a los niños a convertirse en musulmanes en el caso de la conversión al Islam de un padre, y también los carteles que aparecieron recientemente en los muros de Bagdad, que exigen a las mujeres cristianas llevar el velo. "La Navidad del 2015 será para todos una Navidad de oración y meditación, para encontrar el consuelo que puede llegar sólo por el anuncio del nacimiento de Jesús, al inicio del Año de la Misericordia", sostuvo el primado de la Iglesia caldea.