19/02/2020 00:34 hs

Argentina | "DEBEMOS CAMBIAR LAS ESTRUCTURAS DE INJUSTICIA". | 15.06.2015 00:00

Obispo Lozano lamenta que la sociedad consumista "nos lleve al individualismo y el aislamiento"

El obispo de Gualeguaychú afirmó que "duele cuando escuchamos decir 'Cada uno está en su mundo', porque corremos el riesgo de pasar de largo ante quienes sufren". 

data imagen

El obispo de Gualeguaychú y presidente de la Comisión Episcopal para la Pastoral Social, Jorge Lozano, lamentó que "la sociedad consumista en la cual estamos inmersos nos lleve al individualismo y el aislamiento" y afirmó que "duele cuando escuchamos decir 'Cada uno está en su mundo', porque corremos el riesgo de pasar de largo ante quienes sufren". 

"Acostumbrarnos a que unos estén bien y otros no, naturalizar la pobreza e invisibilizar las situaciones de angustia. ¿Te parece que exagero? Fijate lo que pasa con algunas de las llamadas 'nuevas pobrezas'. Cómo se invisibiliza a los drogadictos, ya no sorprende que haya gente durmiendo en la calle, se ningunea a los pobres que hacen cola en los hospitales, se excluye a algunos niños de una alimentación adecuada comprometiendo su presente y su futuro", advirtió el prelado. Recordó que el compromiso que pide Francisco es "resolver las causas estructurales de la pobreza y realizar gestos solidarios ante las miserias muy concretas que encontramos, ambas dimensiones de modo simultáneo".

Sobre la Colecta de Caritas Argentina, que se realizó este 13 y 14 de junio, destacó que "con el dinero se sostienen diversos programas en todo el país que buscan la promoción humana, además de las ayudas más urgente". "La tarea no debe quedar reducida a la sola asistencia puntual, que es necesaria e irreemplazable. También debemos ir al fondo de las cosas y cambiar las estructuras de injusticia. El Papa comentando el Evangelio de la multiplicación de los panes lo dice de esta manera: ¡Denles ustedes de comer!’, lo cual implica tanto la cooperación para resolver las causas estructurales de la pobreza y para promover el desarrollo integral de los pobres, como los gestos más simples y cotidianos de solidaridad ante las miserias muy concretas que encontramos”, sostuvo al citar la exhortación apostólica Evangelii gaudium.