RELIGIONES.

Yazidíes, minoría perseguida por el Estado Islámico

Jennifer Almendras

Por Jennifer Almendras

El 10 de abril pasado, las autoridades de Sinyar revelaron el hallazgo de una fosa común con los restos de más de 1.650 yazidíes masacrados por el Estado Islámico en esa región, en agosto de 2014.  Esta minoría preislámica en Irak pareció un genocidio hace 3 años en manos de los yihadistas. 

Yazidíes, minoría perseguida por el Estado Islámico

21/04/2017

El alcalde de Sinyar, Mahma Jalil, reveló que el hallazgo de una fosa común que contendría los restos de 1.646 personas, entre ellas niños. Indicó que ascienden a 31 las fosas comunes con restos de yazidíes halladas. En el noroeste de Irak, durante el verano de 2014, el Estado Islámico ejecutó a al menos 5.000 hombres y niños, y esclavizó a más de 7.000 mujeres y niñas de esta comunidad. Las mujeres jóvenes yazidíes son utilizadas como esclavas sexuales, mientras que los hombres que fueron secuestrados son adoctrinados, entrenados y obligados a participar en los combates. Aproximadamente, 200.000 personas debieron escapar de la localidad; mientras que cientos de miles de mujeres, ancianos y niños, que huyeron a través del monte, murieron de hambre y sed, tras ser acorralados por los extremistas.

Frente a las atrocidades que padeció dicha comunidad, la Comisión de investigación de Naciones Unidas consideró que el Estado Islámico cometió "genocidio", "múltiples" crímenes contra la humanidad y crímenes de guerra contra los yazidíes. Este hecho fue considerado como uno de los primeros genocidios del siglo XXI, según La Vanguardia. Esta minoría religiosa preislámica de etnia kurda, atacada por el Estado Islámico, posee sus raíces 2000 años A.C.  y a lo largo del tiempo absorbió partes de religiones cercanas, e incluyeron aspectos del islam sufí, del judaísmo, del cristianismo y del gnosticismo. Hablan kurmanji, un dialecto del kurdo, que tiene gran influencia de las religiones levantinas e islámicas. Gran parte de la mitología yazidí no es islámica y su origen está emparentada con las antiguas religiones persas. Hasta el siglo VII, fue la religión oficial de los kurdos, la minoría étnica más importante de todo Oriente Próximo, pero tras la imposición obligatoria del islam se redujo la cantidad de fieles que practicaban este culto. 

Según precisó el experto filólogo Raad Salam Naaman publicó en Religión en Libertad, "algunos eruditos afirman que su nombre 'yazidí', se recoge de su fundador Yazid bin Anysa, de allí viene su nombre mientras que otros dicen que tiene su origen en el del califa Omeya del siglo VII Yazid I (Yazid bin Muawiya), asesino del imam chií Husein ibn Ali, nieto de Muhammad". "Yazid, era bebedor, jugador y no practicaba la religión musulmana, más bien todo al contrario, lo que suponía una ruptura con la tradición musulmana. Su Califato duraría tres años y nueve meses. Fue odiado por su actitud y denostado por su talante de asesino, por eso su tumba, hoy en día se sitúa en un lugar a las fueras de Damasco, usado como basurero", indicó. Entre sus creencias y prácticas religiosas, los yazidíes adoran a 'Melek Taus', un ángel caído representado con la figura de un pavo real, que en el cristianismo o el islam podría llegar a coincidir en algún punto con la figura del demonio, dado que relatan que un momento se reveló contra Dios. A diferencia del demonio, 'Melek Taus' se arrepintió y logró ser redimido tras llorar durante 7.000 años. Pese a ello, esta minoría religiosa considera que 'Melek Taus', que contiene dentro de sí el bien y el mal, es uno de los siete Seres Santos creados por Dios para cuidar el mundo que creó. Creen que éste desciende los primeros miércoles de Nisan, es decir en marzo o abril, en el día que celebran como el Año Nuevo.

Todos los yazidíes consideran que son descendientes de Adán, antes que de Eva, y tienen como textos sagrados el libro Negro y el libro de la Revelación, en el que se relata que 'Melek Taus' asigna responsabilidades, bendiciones y desgracias según su voluntad y que ellos como descendientes de Adán no deben cuestionarlo. Por otro lado, indicó el sitio de Religión en Libertad indicó que los yazidíes no pueden comer lechuga, coliflor, habas, aves y pescado y tienen "prohibido ponerse seda, trajes o vestidos de color azul o verde y escupir en el suelo". "Los yazidíes practican cinco rezos diarios; el rezo del amanecer 'Nivêja berîspêdê', rezo de la mañana 'Nivêja rojhilatinê', rezo del mediodía 'Nivêja nîvro', rezo de la tarde 'Nivêja êvarî' y rezo del anochecer 'Nivêja rojavabûnê'. Su ritual más importante, es un peregrinaje anual de seis días de duración a la tumba de sheij Adi en Lalish, Mosul, -quien es considerado un profeta-, siendo obligada esta peregrinación como mínimo una vez en la vida para todo yazidí, siendo recomendable para los que viven cerca como mínima una visita al año, especialmente durante el Festival de la asamblea", indicó el blog del Diario El Correo Digital. 

Los yazidíes tienen a 'Baba Sheij', su líder espiritual, que actualmente es representado por Jurto Hajj Ismail. Se estima que los yazidíes son 800.000, aunque los fieles mantienen en secreto su propio credo. Se encuentran presentes en Armenia, Georgia, Irán, Rusia, Siria y Turquía. Algunos refugiados, viven en Alemania o países de Norteamérica. Asimismo, esta minoría religiosa es aún predominante en el norte de Irak, donde el Estado Islámico perpetró su brutal ataque contra los yazidíes por no convertirse al islam. La reconocida joven yazidí Nadia Murad relató frente a la ONU que fue separada de su familia y violada por miembros del grupo islamista y entregada a distintos hombres, junto a otras mujeres y niñas, y cómo los yihadistas mataron a la mayoría de los varones de su aldea. "Les suplico: eliminen por completo al Estado Islámico. Pido a la comunidad internacional que libere a las mujeres y niños que aún sufren bajo el yugo del Estado Islámico", imploró. 

facebook
twitter

SUSCRIPCIÓN

Suscríbase y reciba gratis nuestras novedades.